• Sardinas sin piel y sin espinas en aceite vegetal

    0 out of 5

    Todo el sabor de la sardina tradicional portuguesa, pero sin piel, ni espinas. Una de las especialidades Ramirez que combina el secreto secular de la buena confección del pescado, con las técnicas más modernas de conservación. Un manjar listo para comer con todos los beneficios nutricionales de la sardina, una presentación más atractiva y fácil de preparar.

  • Sardinillas en aceite vegetal

    0 out of 5

    El sabor irresistible de las tradicionales sardinillas presentadas en aceite vegetal, aportándoles un sabor extra.

  • Sardinillas en Tomate

    0 out of 5

    Con el sabor irresistible de las tradicionales sardinillas, presentadas en una sabrosa salsa de tomate, fuente de diversas vitaminas, tales como la C, que le aportan propiedades antioxidantes, así como de licopeno, también un antioxidante con efecto cardioprotector.

  • Sardinillas en aceite de oliva

    0 out of 5

    El sabor irresistible de las tradicionales sardinillas, en una comida rápida y nutritiva, fuente de grasas mono y poliinsaturadas, consideradas como las más saludables.

  • Sardinillas en aceite vegetal picante

    0 out of 5

    Con el sabor irresistible de las tradicionales sardinillas, presentadas en aceite vegetal picante, ideal para los amantes de sabores más refinados y picantes.

  • Sardinillas en tomate picante

    0 out of 5

    Con el sabor irresistible de las tradicionales sardinillas, presentadas en tomate picante, para aquellos que además de los beneficios nutricionales del pescado y de las propiedades antioxidantes del tomate, no dispensan un sabor más refinado y picante.

  • Sardinas en aceite de oliva bajas en sal

    0 out of 5

    Las conservas de sardina en aceite de oliva bajas en sal combinan lo mejor que se puede consumir para beneficiar la salud cardiovascular. La sardina, siendo un pescado graso, se recomienda por su elevado contenido en Omega 3, un ácido graso poliinsaturado, que protege el corazón y ayuda a reducir el riesgo de ataque cardíaco, controlando los niveles de colesterol presentes en la sangre. Asimismo, el aceite es la fuente preferencial de grasa en la dieta mediterránea. El bajo contenido en sal permite controlar los niveles de presión arterial.

  • Sardinas ahumadas en aceite de oliva

    0 out of 5

    Presentada en aceite de oliva, fuente preferencial de grasa en la dieta mediterránea, considerada la más saludable, esta conserva aporta a la sardina colores, texturas, aromas y sabores de un producto ahumado con carácter.

  • Filetes de sardina ahumados en aceite de oliva

    0 out of 5

    Una conserva que realza la conveniencia de consumir conservas de pescado. Fácil de preparar y con una presentación más atractiva, trae a la mente los sabores caseros y los momentos alegres pasados en familia.

  • Ramirez Cocagne Conservas - Sardinhas em Azeite 125g

    Sardinas en aceite de oliva 125 g

    0 out of 5

    Producto típicamente portugués, las conservas de sardina en aceite de oliva Cocagne combinan dos alimentos fundamentales en la dieta mediterránea: la sardina, indispensable para la obtención de proteínas, y el aceite de oliva, fuente preferencial de grasas. Esta doble fuente de beneficios nutricionales hace de esta conserva una excelente alternativa al pescado fresco.

  • Sardinas ahumadas en aceite de oliva

    0 out of 5

    Presentada en aceite de oliva, fuente preferencial de grasas en la dieta mediterránea, considerada la más saludable, esta conserva confiere a la sardina colores y texturas, aromas y sabores de un producto ahumado con carácter.

  • Ramirez Cocagne Conservas - Sardinhas ao Natural 125g

    Sardinas al natural

    0 out of 5

    La sardina al natural Cocagne, confeccionada únicamente con agua y sal, es la opción ideal para los que desean mantener la línea y controlar sus niveles de colesterol. La sardina es el pescado de referencia en la dieta mediterránea y es aconsejada por nutricionistas en todo el mundo debido, fundamentalmente, a su alto contenido de Omega 3, un ácido graso poliinsaturado, que protege el corazón y ayuda a reducir el riesgo de ataque cardíaco, controlando los niveles de colesterol en la sangre.