También este año, Ramirez obtuvo el eco-rótulo azul MSC del Marine Stewardship Council, que concede a la pesca de cerco de la sardina portuguesa un certificado de sostenibilidad ambiental, y se convirtió en la primera empresa del sector en Portugal homologada por Moody’s.