El respeto por las normas higiénico-sanitarias llevaron a Manuel Guerreiro Ramirez a crear laboratorios propios para el control de calidad. La apuesta dio frutos y su fiabilidad le abrió las puertas en todo el mundo…