Sebastián Ramirez funda «S. Ramirez», una fábrica situada en Vila Real de Santo António, que desarrollaba dos actividades: la producción de tejidos de yute y la preparación de atún en salmuera.