EMPRESA


Un patrimonio de 5 generaciones

Ramirez es un caso ejemplar de longevidad empresarial.
Un proyecto de unión familiar que hoy en día constituye la empresa de conservas de pescado en activo más antigua del mundo…
Un proyecto que produce las mejores conservas de pescado…
Un proyecto que trata de interpretar las señales de cada época, sin renunciar a los conocimientos adquiridos.
Un trayecto que continúa ampliando la experiencia y los conocimientos transmitidos por 5 generaciones de la familia RAMIREZ.

Desde el siglo XIX, cada día honramos un nombre de reconocido prestigio en todo el mundo, donde se incluyen actualmente 14 marcas internacionales dotadas de una filosofía muy propia: el compromiso de innovación permanente, que nos ha convertido en pioneros mundiales en muchos aspectos de la industria conservera, junto al riguroso control de calidad sobre nuestros productos, condición esencial para establecer una relación de mutua confianza con nuestros clientes.

ORÍGENES


La cuna de las conservas portuguesas

En 1853, al constituirnos como la primera industria conservera funcionando en el país, otorgamos a Vila Real de Santo António el estatuto de cuna de las conservas de pescado.
A partir de entonces adoptamos una estrategia competitiva, ligada a una fuerte voluntad de querer hacer siempre más y mejor.

De Vila Real de Santo António (VRSA) a Matosinhos, pasando por Olhão, Albufeira, Setúbal y Peniche, nuestra actividad comercial e industrial está repleta de episodios relevantes que se ha desarrollado entre decenas de convulsiones revolucionarias, caídas de imperios y dos grandes guerras mundiales.

HISTORIA


Una experiencia que atraviesa tres siglos

En 1853 comenzó la reconstrucción de Paris y Turquía declaró la guerra a Rusia. En un mundo todavía lleno de incógnitas pero imbuido de esperanzas, arrancó la instalación de la primera unidad industrial que nos convirtió en el más antiguo productor mundial de conservas de pescado.

Desde entonces, nuestra historia se cuenta con referencia a una pléyade de líderes de gran creatividad, confianza y vanguardismo.

Sebastian, el fundador, se estableció en Vila Real de Santo António, donde fundó, en 1853, una fábrica de producción de yute y conservas de pescado.

Ramirez Antiga Fábrica
Ramirez Conservas - Antiga Fábrica

Manuel, su hijo, lanzó al mar el Nossa Senhora da Encarnação, el primer vapor sardinero portugués, lo que permitió instalar nuevas unidades productivas en Olhão, Albufeira y Setúbal, y reforzar así la presencia en los mercados internacionales.

Emílio, nieto del fundador, trasladó su principal fábrica a Matosinhos, donde abundaba el pescado, en la década de 1940.

El bisnieto Manuel Guerreiro Ramirez y sus hijos pusieron en marcha la nueva unidad industrial, «Ramirez 1853», en la que el foco es la innovación del producto y del proceso productivo.

ESTRATEGIA


Una ruta diferenciada

Con seguidores desde el siglo XIX, hoy en día estamos presentes en los momentos más deliciosos de la vida… en más de 50 mercados.

Cuando la globalización todavía era un espejismo y Facebook ni aparecía en las más delirantes utopías, nosotros coleccionábamos “me gusta”, en los cinco continentes, adonde llegábamos en avioneta, barco de vapor o carricoche.

Acção promocional em Antuérpia - anos 50
Laboratorio Ramirez

Una política de marca propia, una apuesta clara en la innovación y la diferenciación, el control de calidad y la seguridad alimentaria, la alimentación saludable y la comodidad de los consumidores, la certificación de los procesos, así como la pesca sostenible y el compromiso social son los vectores estructurantes de una trayectoria que nos permiten ofrecer una variedad de productos única en el mercado.

Producimos 55 referencias que van del atún a la sardina, pasando por la caballa, el bacalao, los calamares, el pulpo, los mejillones o los filetes de anchoa. Entre ellas, hay auténticos platos preparados, como el bacalao con garbanzos, los atunes con vegetales o el atún asado a la algarvia. Son productos auténticos, con garantía de calidad, que despiertan emociones…

INNOVACIÓN


Siempre pioneros

Innovar forma parte de nuestro ADN. Década tras década, nuestro éxito se debe a la permanente capacidad de innovar y reinventarnos:

1853
Sebastián Ramirez fundó «S. Ramirez» en Vila Real de Santo António, en el Algarve, que se dedicaba a la salazón de pescado.

1890
Ramirez, que ya había creado una de las primeras fábricas de latas del mundo, comenzó a utilizar las innovadoras autoclaves.

1908
Lanzó al mar el Nossa Senhora da Encarnação, el primer vapor sardinero portugués.

Años 60 / 70
En colaboración con Baader creó la primera máquina para descabezar sardinas, fue la primera industria del sector en instalar una red de frío, lanzó a nivel mundial la primera lata de conservas de pescado de apertura fácil con argolla y creó su laboratorio de control de calidad.

2007
Creó CENUTRA – Centro de Nutrición Ramirez.

2008
Lanzó el innovador TUNACOL, un atún para ayudar en la lucha contra el colesterol.

2009
La robotización une la precisión con la tradición. Un innovador dispositivo de visión artificial, que incrementa los índices de control de calidad de las latas, y la creación de una línea robotizada de envasado y su paletización, permiten ahorro de tiempo, potencian nuevas presentaciones de los productos y benefician el rendimiento en uno de los indicadores más críticos de la gestión, el tiempo…

2015
Entra en actividad la más moderna unidad industrial “verde” del sector, «Ramirez 1853» – en Lavra.

RAMIREZ 1853


Más y mejor producción

¡En «Ramirez 1853», armonizamos pasado, presente y futuro todos los días!

«Ramirez 1853» es una unidad de vanguardia, técnica y tecnológica, que permite innovar en diversas áreas, incluso en la adopción de procesos amigos del ambiente, y reforzar nuestra histórica vocación exportadora.

Con la más reciente tecnología de congelación, una red de frío de gran capacidad, Rx para la inspección de latas, robotización del envasado, sistema de aprovechamiento de aguas pluviales y luz natural en toda la fábrica, «Ramirez 1853» ya fue considerada una de las cinco mejores unidades industriales del sector agroalimentario mundial.

A todo esto se debe que la más antigua industria de conservas de pescado del mundo en activo sea, a la vez, la más moderna y ecológica unidad del sector.

Conservas Ramirez Empresa